En busca del empleado perfecto

martes, el 12. enero 2010, 10:16 por Inagotable

Cuando te dedicas a leer ofertas de trabajo, concretamente de informática, puedes encontrar de casi de todo, pero básicamente hay un tipo que prevalece: el súper todopoderoso informático con más de 10 años de experiencia en todo tipo de tecnologías, aunque algunas de ellas no tengan ni 5 años de antigüedad.

Así mismo se suele pedir experiencia en campos muy concretos de la informática, como por ejemplo, servidores con sistemas operativos que sólo puedes haber visto en empresas adineradas y conocimientos de programación en un lenguaje específico en desuso. Asimismo se pide, como requisito indispensable, estar en posesión de un título universitario y certificados de conocimiento en tecnologías concretas que suelen costar algunos miles de euros.

Todo esto puede parecer normal, si la empresa susodicha desea un empleado para suplir un puesto determinado cuyas herramientas no van a cambiar en un largo periodo de tiempo. Sin embargo, lo que chirría un poco es el hecho de que el sueldo ofrecido para ese puesto, en una gran ciudad como Madrid o Barcelona, es de casi 1.200€/mes (netos, con 14 pagas al años) en la mayoría de los casos.

Entonces nos encontramos ante un tío, que terminó la ingeniería informática superior (una inversión de 5 años de su vida y mucho dinero), que lleva 10 años trabajando en distintas empresas y siendo bueno en muchas áreas de la informática, al que le ofrecen un sueldo de mierda, por un puesto en el que no tiene ninguna garantía de permanecer ni un año. Obviamente la oferta no conseguirá obtener lo que busca.

No soy especialista en recursos humanos, pero, en esa clase de ofertas, en las que se pide mucha experiencia, un sueldo tan ridículo sólo hace que sea descartada o que acuda gente que dice tener todo lo que se pide.

Después están las ofertas modestas, en las que se pide un conocimiento más asequible y una experiencia de entre 3 y 5 años, pero el sueldo baja hasta los 1.000€ si llega (donde más de la mitad del sueldo se te iría en alquiler y transporte) y además sabes que vas a ser explotado laboralmente (horas extras no remuneradas, estrés por proyectos pactados en fechas imposibles y un largo etcétera). Y la gente acepta este tipo de ofertas porque, obviamente, menos da una piedra.

Pero lo divertido son las conversaciones al teléfono con el personal de recursos humanos, que teniendo poca idea del significado de los requisitos del puesto, actúa de filtro principal para el jefe de informática que ha pedido gente con un perfil determinado. De esta forma se pueden dar casos en los que se pierde la posibilidad de contratar al mejor informático del mundo, que se adapta en poco tiempo a lo que le pongas delante, porque no tenía un certificado de conocimiento o no tenía el mínimo número de años de experiencia específica de algo. Es difícil cuantificar el conocimiento y la habilidad de una persona por esos medios.

Al empleado, pieza fundamental en la mecánica de cualquier empresa, no se le valora como tal, se le acusa de no trabajar lo suficiente en horarios poco eficientes, de no implicarse lo suficiente en los proyectos de la empresa de la que no tiene participación económica más allá de su sueldo mensual, que a veces cobra con retraso, y encima le toca agachar la cabeza para no perder lo poco que tiene, para tirar de su vida como puede. Así va el mundo, con dolor de huevos todo el día.

Escrito en: Reflexiones | Etiquetas: Etiquetas: , , , , ,
0 Trackbacks | 7 Comentarios »

Er Wifi

viernes, el 4. diciembre 2009, 10:35 por Inagotable

Ayer mi madre contestó al teléfono fijo y se encontró con una señorita que le quería hacer una oferta de conexión a Internet. Rápidamente, con los reflejos que caracterizan a cualquier madre experimentada en el tema, le pasó el marrón a su descendencia y yo era el que más cerca estaba.

Fui tan incauto como para olvidar mi técnica de evasión de ofertas telefónicas, que se basa en comunicarle a mi interlocutor que no tengo una pieza fundamental para usar su producto. Es decir, si me ofrecen una conexión a Internet divina de la muerte, yo contesto que no tengo ordenador. Si me quieren proponer un tarifa de teléfono súper económica de la muerte, yo respondo que no tengo teléfono, aunque esté hablando por él en ese mismo instante para comunicarle tal hecho.

En esta ocasión, la chica me dijo que Orange estaba implantando una nueva tecnología y que yo me encontraba con cobertura para ella. Esta nueva tecnología además de tener un mayor alcance, desechaba los viejos y gastados cables de Telefónica del pasado para incorporar señales digitales por aire. En ese instante me pregunté si aquella señorita sabía qué decía, así que intente dialogar con ella.

  • Señorita: Hola buenas tardes, le quería proponer una oferta de televisión que incluyen partidos de fútbol de la champions, Internet y teléfono ahora que usted está bajo nuestra cobertura.
  • Yo: la televisión no me interesa, pero dígame ¿qué velocidad ofertan?
  • Señorita: aseguramos un mínimo de 12 megas.
  • Yo: ¿y de subida?
  • Señorita: un momento que lo consulte – silencio en la línea -, de subida 10.
  • Yo: 10 ¿qué?
  • Señorita: 10 emmm megas.
  • Yo: o_O , eso es imposible – ni en mis mejores sueños – señorita en España lo máximo que se ofrece de subida en ADSL son 2,5 megas.
  • Señorita: es que nosotros ya no utilizamos el cable analógico de Telefónica, hemos implantado nuestra propia red de comunicación, emitimos por aire.
  • Yo: ¿dice usted que emiten Internet por el aire?
  • Señorita: en efecto, hemos cogido la antigua señal analógica y la hemos digitalizado para emitirla por aire, de esa forma evitamos engorrosas instalaciones de cableado.
  • Yo: ¿qué tecnología utilizan para emitir Internet? – en este punto yo imaginaba que en el mejor de los casos Orange había plantado una antena Wimax y en el peor me quisiesen vender un móvil con acceso a Internet.
  • Señorita: ¿tecnología? emmm…
  • Yo: ¿3GWifi tal vez…?
  • Señorita: Wifi, eso, Wifi.
  • Yo: aamm, y dice usted que no hay necesidad de que tengan que instalarme ningún cable.
  • Señorita: no, la Wifi ahora está empezando a implantarse y es porque no necesita de la instalación de ningún cable y es muy rápida.
  • Yo: entonces, si me pongo vuestro servicio, si no hay cables, tampoco habrá rosetas telefónicas donde conectar el teléfono fijo ¿no?
  • Señorita: en efecto, porque la señal la hemos digitalizado para que vaya por el aire, porque el cableado de Telefónica era antiguo y nosotros somos una empresa que viene de Francia, France Télécom que bla bla bla bla…

En ese momento me llama NeoRazorX al móvil para decirme que me estaba esperando en la calle, aparto el fijo de mi oído para decirle que ahora voy mientras sigo escuchando de fondo la cháchara de la mujer que me quería vender Wifi…

  • Yo: ya, ya veo, pero si me permite hacer una sugerencia…
  • Señorita: claro, dígame.
  • Yo: haga el favor de documentarse un poco más. Acabo de leer la oferta que me está indicando en vuestra web para confirmar que vendéis el ADSL2+ de toda la vida, con su cable de cobre analógico de toda la vida, el mismo que utiliza Telefónica. Que la Wifi la da el router que está conectado a una roseta telefónica a la que llega un cable telefónico de esos antiguos que me decía.
  • Señorita: bueno, ya, es que a mi me han explicado que ahora la señal está digitalizada y que no hay necesidad de cables…
  • Yo: mire – le digo con prisa -, cito de la Wikipedia: ADSL […] Consiste en una transmisión de datos digitales (la transmisión es analógica) apoyada en el par simétrico de cobre que lleva la línea telefónica convencional o línea de abonado […], por lo que seguís necesitando un cable que llegue hasta mi casa.
  • Señorita: ya veo, sí – me dice con tono de «Ya está el listillo de turno, el que abriendo la boca todo lo sabe» -, pero si quiere puede probar nuestra conexión sin ningún tipo de compromiso y bla bla bla…
  • Yo: pero es que no ve que me está ofreciendo lo que ya tengo, algo que ya me funciona perfectamente, ¿para qué iba a cambiar?
  • Señorita: puede probar gratis nuestro producto – me dice malhumorada.
  • Yo: de verdad, no me interesa.

Colgar hubiese sido de mala educación, pero me iba a poner a llorar si la señorita no desistía, además de que NeoRazorX me estaba esperando. Al final la mujer se despidió, con cabreo incluido desde el momento en el que le dije que se informase mejor del producto que vendía, cuando en realidad debería haberse cabreado con el que le explicó semejante chorrada.

Quizás lo que más me molesta de esto no es que la pobre señorita no sepa de qué habla, sino que me intenten tomar el pelo utilizando tecnicismos para parecer que venden otro producto mejor que el de la competencia cuando es el mismo y que afirmen que puedo probar su conexión sin darme de baja de mi actual operador (¿me pondría otro cable de teléfono de la central hasta casa para no quitarme el que utilizo con mi actual compañía?).

Escrito en: Idas de Hoya, Informática | Etiquetas: Etiquetas: , , , , , , ,
0 Trackbacks | 5 Comentarios »

Equilibrio

martes, el 17. noviembre 2009, 11:42 por Inagotable

Si tienes la inquietud necesaria y una mentalidad crítica, llega un día en el que cuestionas tus acciones y hasta a ti mismo en busca de equilibrio. Puedes ahondar en lo más profundo de tus sentimientos y hechos, sobretodo aquellos que no te parecen propios de ti, en busca de razones y con la nada trivial pregunta en mente de ¿por qué?.

Puede parecer pensar en exceso, que la vida hay que tomársela más a la ligera y no preocuparse de cada matiz que ésta pueda tomar, sin embargo la curiosidad te puede empujar a querer averiguar el punto de partida de cada uno de los rasgos que definen tu persona, después de todo vas a tener que tratar con ella toda tu vida.

Rebuscas en tus recuerdos y atas cabos con tu presente, porque aquello que te dijeron o aquello que te pasó, dependiendo de cómo lo asimilaste, ha acabado, muy probablemente, afectando tus acciones de hoy en día. Aunque pueda parecer una sandez, llevas toda una vida forjando tu personalidad a base de recibir estímulos externos, pero más que sólo recibirlos, el hecho de cómo los has digerido puede que sea lo más importante.

Esa forma peculiar que cada persona tiene de nutrirse de sus experiencias quizás sea la parte más significativa para encontrar equilibrio. De esa forma puedes llegar a ser consciente del significado de tus límites, de tus miedos e inseguridades, porque aunque puedas identificarlos, poco puedes hacer si no sabes de dónde provienen y cómo manejarlos.

Puedes leer libros de psicología de gente que lleva estudiando el comportamiento humano desde un punto de vista más científico que intuitivo desde decenas de años, verte reflejado en muchos párrafos en los que se explica el dichoso ¿por qué? y entonces darte cuenta de que existen sentimientos o pensamientos que, como si te hubiesen dado un linterna, encuentras refugiados en los recovecos de tu personalidad, causantes de muchos e incordiantes problemas que parecían ir por su propia cuenta.

Al menos en mi caso, el saber cómo funcionan las cosas, me deja mucho más tranquilo, sacia mi curiosidad y posiblemente me capacite para mejorar y ver la vida con un poco más de perspectiva.

Escrito en: Reflexiones | Etiquetas: Etiquetas: , , , , ,
0 Trackbacks | 5 Comentarios »

Fusión fría

sábado, el 12. septiembre 2009, 15:30 por Inagotable

Según la Wikipedia:

La fusión fría es el nombre genérico dado a cualquier reacción nuclear de fusión producida a temperaturas y presiones cercanas a las normales, muy inferiores a las necesarias para la producción de reacciones termonucleares (millones de grados Celsius), utilizando equipamiento de relativamente bajo costo y consumo eléctrico para generarla.

Aunque este tema a dado lugar a muchos fraudes en el pasado y algunas películas de ciencia ficción, no quise dejar de intentarlo por mi cuenta desde muy a principios de este verano. Si bien el secreto me lo dio mi hermana mayor antes de que se marchase a la capital, he sido yo el que ha pulido el método, documentado y ahora compartiendo de forma pública. Intentaré, para ello, utilizar un lenguaje lo menos científico posible para que se entienda sin dificultades.

Todo comenzó ante mi dificultad de conseguir una fusión entre el cacao en polvo barato de Dia y la leche fría en mi desayuno. Nótese que la dificultad desaparece en el caso de que la leche esté calentada y/o el cacao en polvo sea Nesquik o Cola-Cao Turbo.

El secreto de que la fusión fría se realizase con total éxito y que, al final la mezcla de ambos ingredientes, no estuviese compuesta de pequeñas esferas de cacao sin deshacer, era utilizar una cantidad ínfima de leche. Tan ínfima que pareciese que el cacao en polvo fuese a hacer un islote sobre la leche.

En la siguiente fotografía se puede apreciar que el nivel de leche empleado para la mezcla es levemente superior al recomendado, pero aun así no generó problemas.

nivel_leche

Aquí tenemos de manera ilustrada lo de hacer isla con el cacao:

cacao_leche

Después de remover ambas sustancias con la cuchara podemos ver como la fusión da un resultado óptimo:

leche_cacao_fusion

Finalmente rellenamos el vaso con leche hasta arriba y ya hemos terminado.

cacao_leche_fusion_completa

Como podéis ver, este es un blog de física aplicada 😀 . Para la próxima os explicaré cómo aprovechar vuestra antigua fuente de alimentación para suplir las caídas de tensión en vuestro actual equipo informático sin gastar un euro.

Escrito en: Idas de Hoya | Etiquetas: Etiquetas: , , , , , ,
0 Trackbacks | 30 Comentarios »

Nocturnidad

viernes, el 11. septiembre 2009, 11:01 por Inagotable

Una noche que transcurre con tranquilidad, pero que te mantiene despierto, sumergido en un sin fin de recuerdos, enfrascado en un pasado que da vueltas sobre sí mismo para acabar como tu presente. Cambios lógicos, sorprendentes, irónicos o sin sentido te llegan a la mente, muchos de ellos ni siquiera han formado parte de tu vida a pesar de haber estado presente; probablemente por ello no te arropan lo suficiente para poder cerrar los párpados y descansar.

Giras la cabeza sobre la almohada intentando encontrar una postura más cómoda y ahí sigue esa sensación de esperar algo, de estar aguardando un cambio que nunca llega, que te mantiene en alerta pero no sucede nada. Puede que no sepas qué es lo que esperas o que no esté en tu mano el poder hacerlo, por ello no puedes buscarlo, sólo puedes dejar pasar el tiempo.

Tu pequeño plan para salir de ese estancamiento parece no dar frutos y la desilusión se empieza a convertir, poco a poco, en un sentimiento de derrota con ligeras pinceladas de conformismo que hace crecer ese ferviente deseo de que el tiempo pase, de que los acontecimientos lleguen y que no te veas excluido de ellos, que nadie te arrebate lo que vienes anhelando desde hace tiempo.

De un momento a otro quedas sumergido en las tinieblas de los sueños febriles, divagando entre extrañas situaciones recurrentes que no hacen más que agotar tu mente para, horas más tarde, despertar cansado, asqueado por no haber sido capaz de conciliar un sueño normal y a tener que enfrentarte de nuevo a un día, muy probablemente, tan vacío como el anterior.

— Llénalo – te dices a ti mismo mientras sonríes en la penumbra de la mañana.

Escrito en: Idas de Hoya, Reflexiones, Relatos | Etiquetas: Etiquetas: , , ,
0 Trackbacks | 5 Comentarios »

El peligro de la peluquería

jueves, el 10. septiembre 2009, 12:07 por Inagotable

En las peluquerías no me quieren y eso que les podría dar mucho trabajo, pues mi cabellera parece querer perdurar pegada a mi durante mucho tiempo (nos tenemos gran aprecio).

Pero parece que me tienen un poco de odio y me lo trasmiten de forma física con agresiones hacia mi persona. Quizás por ello tardo tanto en vencer mi miedo e ir a cortarme el pelo. Por ahora llevo dos ataques con el secador, una con navaja y otra con tijeras.

Las incidencias con el secador fueron golpes en la cabeza en el agitar del peluquero, relativamente molestas pero que en seguida te ponen en guardia, eliminando cualquier resquicio de adormilamiento que tengas.

La incidencia con la navaja fue un corte en la parte posterior del cuello que el propio peluquero quiso encubrir como si no hubiese hecho nada y como si yo no supiese que me estaba sangrando el cuello a borbotones (quizás no tanto…). Menos mal que sano rápido (a lo Lobezno) y no perdí más que algunas gotas de sangre.

Y, por último, me hundieron la punta de las tijeras en la zona de las patillas, a lo que el peluquero me dijo, tras unos segundos de mirar la zona afectada: «Mmm, parece que no ha habido corte, quizás por eso redondean las puntas de las tijeras».

Así que ya sabéis, una persona que se dedica a cortar cosas no es de fiar, en cualquier momento se le va de las manos o tiene un mal día y tú estás ahí, pensando en lo bien que te hubiese quedado el pelo largo y hecho un revoltijo.

Aunque, cuando te lavan el pelo con masaje de cabeza te quedas tan a gusto…

Escrito en: Idas de Hoya | Etiquetas: Etiquetas: , , ,
0 Trackbacks | 11 Comentarios »

Una adivinanza

sábado, el 5. septiembre 2009, 15:26 por Inagotable

Se trata de una cantante veterana en el mundo del rock americano. Mantuvo una relación con Billy Corgan que finalizó por los celos que sentía Corgan hacia Kurt Cobain, que allá por 1991 estaba en pleno auge. Cobain se casó y tuvo una hija con ella. Unos años más tarde Cobain se suicidaría tras la insistencia de su mujer de que lo haría :roll:.

Nuestra cantante maneja temas sobre alcohol, drogas y sexo en sus canciones (quizás por experiencia propia) con su peculiar voz, que muchas veces degenera en ronca e incluso adopta un estado de embriaguez.

Cantó y tocó la guitarra en el grupo de Hole, cuyo mejor álbum fue, para mi gusto, Celebrity Skin (justamente el que dicen que Cobain tuvo la batuta creativa y en la que Billy Corgan participó). Trabajó conjuntamente y, tras la recomendación de Corgan, con Melissa Auf der Maur, que tocaba el bajo y hacia los coros. Después andaría en solitario para dar forma a su álbum America’s Sweetheart que desborda humor o al menos a mi hace reír.

Ya no puedo dar más pistas, os dejo la encuesta para que intentéis adivinar de quién hablo (no vale preguntarle a Onir porque seguro que acierta…con su flor esa del culo que tanta envidia genera xD).

¿Quiés es la cantante secreta?

View Results

Cargando ... Cargando ...

Escrito en: Idas de Hoya, Música | Etiquetas: Etiquetas: , , , , , , , , ,
0 Trackbacks | 13 Comentarios »

Lo bueno del software libre

miércoles, el 2. septiembre 2009, 07:03 por Inagotable

En estos días en los que, de vez en cuando, el aire corretea de una habitación a otra cerrando puertas entreabiertas, la versatilidad del software libre pone su granito de arena como se puede ver en la foto:


ubuntu

Y es que tenía la release candidate de un Windows 7 que me regalaron y no sirvió ni para aguantar la puerta.

Escrito en: Fotografía, Idas de Hoya, Informática | Etiquetas: Etiquetas: , , ,
0 Trackbacks | 6 Comentarios »

Miedo a caer hacia el cielo

lunes, el 24. agosto 2009, 15:32 por Inagotable

Los miedos irracionales suelen ser realmente molestos, muchos de ellos los podemos encontrar con raíces en la infancia o educación. Da lo mismo la fuerza o seguridad que pueda tener una persona sobre sí misma, el miedo lo puede devorar igualmente en unos segundos, extendiendo la inquietud desde su estómago y la ansiedad desde su mente en un cerco capaz de aprisionarlo.

Me quedo con dos textos que encontré en Internet. El primero es un fragmento de «La insoportable levedad del ser» de Milan Kundera:

¿Qué es el vértigo? ¿El miedo a la caída? ¿Pero por qué nos da también vértigo en un mirador provisto de una valla asegurada? El vértigo es algo diferente del miedo a la caída. El vértigo significa que la profundidad que se abre ante nosotros nos atrae, nos seduce, despierta en nosotros el deseo de caer, del cual nos defendemos espantados.

El segundo es un fragmento de un relato sacado de aquí, escrito por Bridget Griffen-Foley y que me he permitido traducir:

[…]
Sentí el césped con mis manos. No sé qué hubiese hecho si hubiera llegado a la conclusión de que era demasiado húmedo. Sin embargo, el césped no representaba ningún peligro para mi ropa. Me acosté sobre mi espalda.

«Extiende los brazos,» dijo Donat. «Mantenlos en el césped».

Hice lo que me ordenó.

«Cuando era un niño,» dijo Donat, «Tenía miedo de caer hacia el cielo. ¿Y tú? ¿Alguna vez tuviste miedo de caer hacia el cielo?»

No respondí. La idea era absurda. Nadie cae hacia el cielo, y seguramente ni siquiera cuando fui un niño carecí del sentido común suficiente como para atemorizarme por algo así.

«Mira hacia arriba,» dijo Donat.

Echado sobre mi espalda, no había realmente un lugar para mirar excepto arriba. Pequeñas nubes gruesas deambulaban por el cielo primaveral.

«¿Qué es la gravedad, la fuerza que te mantiene en tierra? Un misterio ¿no? ¿Puedes confiar en ella, esa misteriosa fuerza?

«Confío en ella, Donat.»

«Cierra los ojos, Monsieur. Cierra los ojos.»

Los cerré.

«Considera cómo debería ser caer hacia el cielo. Todo ese espacio azul. La distancia entre las nubes. Un hombre cayendo hacia el cielo ¡podría caer para siempre!»

Me sentí ridículo. Empecé a preguntarme quién podría estar viéndonos.

«Cuando era un niño,» dijo Donat Bobet, «Yacía sobre el césped y me imaginaba a mi mismo cayendo hacia arriba, arriba, arriba hacia el azul. Hacia el profundo azul del cielo. Hacia el azul.

«Donat…» Dije.

«Silencio,» dijo el poeta. No dijo nada en el espacio de unos cuantos latidos de corazón. «Prepárate,» susurró. «¡Abre los ojos!»

Cuando abrí los ojos, vi encima de mi el cielo azul, las pequeñas nubes. Vi a Donat Bobet, de rodillas, observándome.

«El cielo,» dijo Donat. «¡Caer hacia el cielo!»

Examiné la aireada y espaciosa profundidad. Consideré las nubes. Consideré, no muy seriamente, la idea absurda de caer hacia arriba.

De repente, mi estómago dio un vuelco, como lo hace cuando un ascensor desciende. Sentí como la tierra perdía su atracción. Agarré la hierba con mis puños. Apreté mi mandíbula.

Estaba mareado. Desgarré la hierba, libre ahora en mis puños. La cabeza me daba vueltas.

Me volví hacia un lado para recobrar mi equilibrio. No mejoró. Mi estómago seguía retorcido.

Me incorporé.

El mundo se enderezó por si mismo.

Donat Bobet estaba riéndose. Me empujó a mis pies y me abrazó. Se agitaba riendo. «¡Tu cara!» dijo. «Oh ¡el miedo en tus ojos! ¡El miedo!».
[…]

Escrito en: Reflexiones | Etiquetas: Etiquetas: , , , ,
0 Trackbacks | 21 Comentarios »

A quien Windows Vista no pudo destronar

viernes, el 3. julio 2009, 08:32 por Inagotable

Con el título de este post a muchos les habrá venido a la cabeza el nombre de su distro favorita, Mac OS X o incluso Windows XP, pero eso es tan obvio que no merece la pena mencionarlo.

Al que no pudo destronar Windows Vista fue a Panda Antivirus. Da igual que Vista obligase a sus usuarios a comprarse procesadores de 4 núcleos, ingentes cantidades de memoria RAM y discos duros de sobrada capacidad; el antivirus de Panda, en el equipo que fuese, lo hacia retroceder entre 5 y 10 años tecnológicamente. Y eso fue algo que Microsoft no pudo superar.

Mientras que las ventanas recursivas de Windows Vista te hacían la vida más cansina, Panda Antivirus directamente te quitaban las ganas de vivir trabajar con tu propio ordenador nada más encenderlo. Y es que sabías que, en cuanto el señor osito Panda apareciese al lado del reloj del sistema, el ordenador se convertiría en un cacharro inerte que tardaría largos segundos en permitirte poner el puntero del ratón sobre un archivo comprimido, que escanearía todo el pendrive nada más enchufarlo y que, encima, no haría bien su cometido.

Porque esa es otra cuestión. A pesar de los recursos que devora, Panda Antivirus lo único que hace es monitorizar los ficheros y procesos del sistema sin hacer gran cosa, pues cuando instalas otro antivirus te encuentra de todo. Así que supongo que Panda analiza el estado de los virus y su correcto funcionamiento, nada más.

Y es que no me extraña que eligiesen un panda de mascota, porque es grande, lento y no hace más que comer. Así que, si os gustan los osos panda, dejadlos en la naturaleza.


panda

Por cierto ¿Firefox no es un panda rojo? 🙄 .

Escrito en: Idas de Hoya, Informática | Etiquetas: Etiquetas: , , , , , , ,
1 Trackbacks | 22 Comentarios »

La disyuntiva moral

domingo, el 28. junio 2009, 16:25 por Inagotable

En este mundo existe una gran cantidad de personas maléficas que tan sólo se mueven por el placer que les otorga el dinero, sumidas en un profundo materialismo que, sin darse cuenta o dándose, perjudican seriamente a otros individuos. En esta ocasión, he sido yo la persona perjudicada y no puedo hacer otra cosa más que denunciarlo en público para, de alguna forma, hacerme oír.

El botón de mi pantalón se ha roto, dos veces. Sí, sé que alguno se echará las manos a la cabeza mientras corre en círculos y otros preferirán reírse y poner en entredicho mi cintura atlética xD, pero eso me ha hecho recapacitar sobre cómo se ha podido llegar a tal situación.

Parece ser que dicho botón no tiene la densidad necesaria y tiene un problema de flexibilidad que lo hace demasiado rígido y, por tanto, frágil a la torsión. Todo ello me lleva a pensar que fue fruto de una reducción de presupuesto para hacer los botones más baratos de la forma más rápida: reducción del plástico empleado en su elaboración.

Pero tal fue la osadía del fabricante de pantalones que, cegado por la avaricia y el olor del dinero, no fue capaz de invertir ni un céntimo en un ingeniero de botones que le asesorase. Dicho ingeniero se habría percatado en el acto del fallo de diseño que hacía, de los botones, el punto más endeble del pantalón.

Las soluciones al problema pueden reducirse a flexibilizar el material del botón y, si no se pudiese hacer sin incrementar el costo del mismo, hacer el agujero del botón más holgado y amplio.

Pero no, el fabricante prefirió ahogarse en su mar de dinero mientras sus pobres compradores se preguntaban si la presión de su cintura debilitaba los botones hasta hacerlos crujir.

Así que, a veces, ante la posibilidad de hacer las cosas bien o ganar todavía más dinero, ponga en su vida a un ingeniero que le asesore y, por si acaso, a un abogado xD .


boton

Escrito en: Idas de Hoya | Etiquetas: Etiquetas: , ,
0 Trackbacks | 13 Comentarios »

Sin camisetas

jueves, el 25. junio 2009, 19:47 por Inagotable

Desde mi balcón fui testigo de algo que debe tener una explicación completamente lógica, pero no soy capaz de vislumbrarla.

Llega un tipo con su BMW negro, flamante y de asientos de piel. Lo deja en doble fila y baja del mismo con el torso al descubierto. La chica que llevaba al lado también desciende del vehículo y le entrega una camiseta. Él se la pone y habla durante un rato con otro tipo que había en la calle. Cuando terminan se suben al BMW de nuevo y él se quita la camiseta.

En resumen, se quita la camiseta dentro de un coche que seguramente debe tener aire acondicionado y se la pone en el exterior a más de 30ºC. No sé, quizás le daba vergüenza estar en la calle sin camiseta, pero no es un caso aislado, es frecuente ver esa actitud sobretodo en canis, que no destacan precisamente por su timidez 🙄 .

Escrito en: Inclasificable, Reflexiones | Etiquetas: Etiquetas: ,
0 Trackbacks | 10 Comentarios »

El Mundo Real

martes, el 16. junio 2009, 18:47 por Inagotable

A la hora de la merienda las preguntas se acontecen filosóficas:

M: ¿Y cómo sabes diferenciar entre un sueño y el mundo real?

Y: Pues porque en los sueños no vas a cagar defecar. Por eso la gente estreñida va de mal humor, porque no sabe si está teniendo un mal sueño. No quisiera vivir en esa incertidumbre…

Escrito en: Idas de Hoya, Reflexiones | Etiquetas: Etiquetas: ,
0 Trackbacks | 7 Comentarios »

Nanosegundo

miércoles, el 10. junio 2009, 19:51 por Inagotable

Nanosegundo: Dícese del tiempo que transcurre entre que el semáforo se pone en verde y el de atrás presiona su claxon.

Si juntas en un cruce controlado por semáforo a aquellos que, aun estando el semáforo en rojo, ya avanzan sobre el paso de cebra, adelantándose unos centímetros al de al lado y haciendo gala de su nula anticipación (pues, en muchos casos, acaban frenando cuando se pone en verde) y, en posición perpendicular, a aquellos que lo pasan en rojo cuando el que les precedía ya se lo había pasado prácticamente en rojo, tenemos un cruce bastante peligroso.

Y si ya juntas a peatones que van a su bola inmersos en su mundo, pues lo que montas es un Carmageddon de los buenos…


carmageddon02

Y es que la gente, con tal de ganar unos minutos, incluso segundos, son capaces de perder la cabeza y, por ende, todo su tiempo.

Escrito en: Inclasificable, Reflexiones | Etiquetas: Etiquetas: , , , ,
0 Trackbacks | 13 Comentarios »

La amenaza cuasi fantasma

martes, el 12. mayo 2009, 13:57 por Inagotable

Cuando ya creía haber dejado atrás los días en los que mi vida corría peligro (salvo por el tráfico diario), llegó, de nuevo, mi ex-compañera de prácticas a poner fin a esa tranquilidad.

Estuvimos dando una vuelta por la playa de Alicante que, contra todo pronóstico, albergaba unas aguas tranquilas como si de un lago se tratase. Algo de lo que se lamentó en voz alta mi ex-compañera de prácticas, que perdió la oportunidad de arrojarme al impetuoso mar que suele arremeter sobre las rocas.


img_5707

Pero no le faltaban recursos. Con la excusa de obtener una mejor vista de la playa fui conducido a un puente oxidado, deshecho, tambaleante y suspendido a 20 metros sobre una carretera de doble carril y doble sentido. Me hizo pasar hasta una segunda vez cuando había más gente y, por tanto, más peso sobre aquel hierro oxidado alicantino en el que ella daba saltitos para ver si cedía.


img_5713

Al quedarse sin recursos que hiciesen de mi muerte algo accidental y trágico, como último intento probó con una horda de motoristas que, por suerte, pude eludir y no me extraña, porque a ver quién se aclara por las calles alicantinas 😛 .


img_5720

Finalmente fuimos a tomar unas coca-cola’s y, como viene siendo habitual, la misma mujer mayor de siempre, gitana y con las rosas más que marchitadas y deshechas nos estuvo increpando durante 10 minutos de reloj para que le comprásemos una. Mi ex-compañera de prácticas se mostró impasible, con ojos pétreos y apunto estuvo de retarla a duelo a muerte sino llega a ser que la mujer se acobardó y, mientras nos maldecía, se marchó hacia un grupo de turistas.

A cambio de tanta tensión me llevé a casa un recuerdo de Granada, lo que viene a ser una piedra, pero especial, al igual que todas las que me regalan 🙂 . Esta tenía un motivo característico en azul y un potente imán en su parte posterior que espero que no cause efectos secundarios…si es que después de los inocentes caramelos no me puedo fiar 😛 .


img_5799

De todas formas, no me explico como aquel domingo pudo acabar sin víctimas…


img_5721

Escrito en: Fotografía, Idas de Hoya | Etiquetas: Etiquetas: , , , , ,
1 Trackbacks | 13 Comentarios »