El peligro de la peluquería

jueves, el 10. septiembre 2009, 12:07 por Inagotable

En las peluquerías no me quieren y eso que les podría dar mucho trabajo, pues mi cabellera parece querer perdurar pegada a mi durante mucho tiempo (nos tenemos gran aprecio).

Pero parece que me tienen un poco de odio y me lo trasmiten de forma física con agresiones hacia mi persona. Quizás por ello tardo tanto en vencer mi miedo e ir a cortarme el pelo. Por ahora llevo dos ataques con el secador, una con navaja y otra con tijeras.

Las incidencias con el secador fueron golpes en la cabeza en el agitar del peluquero, relativamente molestas pero que en seguida te ponen en guardia, eliminando cualquier resquicio de adormilamiento que tengas.

La incidencia con la navaja fue un corte en la parte posterior del cuello que el propio peluquero quiso encubrir como si no hubiese hecho nada y como si yo no supiese que me estaba sangrando el cuello a borbotones (quizás no tanto…). Menos mal que sano rápido (a lo Lobezno) y no perdí más que algunas gotas de sangre.

Y, por último, me hundieron la punta de las tijeras en la zona de las patillas, a lo que el peluquero me dijo, tras unos segundos de mirar la zona afectada: «Mmm, parece que no ha habido corte, quizás por eso redondean las puntas de las tijeras».

Así que ya sabéis, una persona que se dedica a cortar cosas no es de fiar, en cualquier momento se le va de las manos o tiene un mal día y tú estás ahí, pensando en lo bien que te hubiese quedado el pelo largo y hecho un revoltijo.

Aunque, cuando te lavan el pelo con masaje de cabeza te quedas tan a gusto…

Escrito en: Idas de Hoya | Etiquetas: Etiquetas: , , ,
0 Trackbacks | 11 Comentarios »

11 Respuestas

  1. JB dice:

    ¿Todo esto fue el mismo día? ¿O fue el mismo peluquero? Porque yo me plantearía seriamente ir a otro sitio, ¿eh? O_o

    A mí una vez me pegaron un tijeretazo en la oreja, por cierto, así que igual no es solo que tengan algo contra ti. Hay que ver como sangraba, la joía…

  2. Inagotable dice:

    No, una cosa cada vez y en distintas peluquerías. Si me hubiese pasado todo en la misma desde luego que no volvía xD

    Joer, lo de la oreja tampoco pinta muy bien, quizás la vieron como algo extra que quitar jur jur.

  3. YoMisma dice:

    jajaj

    Que fuerte!

    La mia además de los masajes capilares tiene unos asientos que también hacen masajes a la vez…

    Yo no me fiaría de tus peluqueros… no es por na…

    Saludines,
    YoMisma

  4. Jake dice:

    Mientras no te cortan una oreja, ve tranquilo…

  5. Inagotable dice:

    @YoMisma : joer, asientos masajeantes, qué nivel 😀

    @Jake : si es que nacemos con dos orejas por los peluqueros.

  6. Mrs. C. dice:

    Tú y las peluquerías…

  7. Sister dice:

    Si quieres, la próxima vez te corto yo el pelo xD

  8. Inagotable dice:

    @Sister : déjalo, si a mi me gusta el pelo largo :S …

  9. el Bwana dice:

    Aunque algo tarde, no resisto la tentación de comentar tan sangrienta entrada.
    Cuando «gozaba» de una espléndida cabellera, antes de quedarme con cuatro pelos mal contados, un peluquero me pegó un corte en una preciosa verruga que lucía en la nuca y que, aparte de la hemorragia, me transmitió una molesta hepatitis B de terribles consecuencias.
    Hay que andarse con cuidado en las peluquerías.

  10. Inagotable dice:

    @el Bwana : buf :S, lo normal es que ahora, sobretodo con las navajas, se pongan en una máquina que las calienta o en un líquido desinfectante para prevenir eso mismo.

Dejar un comentario

A tener en cuenta: Los comentarios son moderados. Esto puede retrasar la aparación de tu comentario. No hay necesidad de que lo envíes de nuevo.