En busca del empleado perfecto

martes, el 12. enero 2010, 10:16 por Inagotable

Cuando te dedicas a leer ofertas de trabajo, concretamente de informática, puedes encontrar de casi de todo, pero básicamente hay un tipo que prevalece: el súper todopoderoso informático con más de 10 años de experiencia en todo tipo de tecnologías, aunque algunas de ellas no tengan ni 5 años de antigüedad.

Así mismo se suele pedir experiencia en campos muy concretos de la informática, como por ejemplo, servidores con sistemas operativos que sólo puedes haber visto en empresas adineradas y conocimientos de programación en un lenguaje específico en desuso. Asimismo se pide, como requisito indispensable, estar en posesión de un título universitario y certificados de conocimiento en tecnologías concretas que suelen costar algunos miles de euros.

Todo esto puede parecer normal, si la empresa susodicha desea un empleado para suplir un puesto determinado cuyas herramientas no van a cambiar en un largo periodo de tiempo. Sin embargo, lo que chirría un poco es el hecho de que el sueldo ofrecido para ese puesto, en una gran ciudad como Madrid o Barcelona, es de casi 1.200€/mes (netos, con 14 pagas al años) en la mayoría de los casos.

Entonces nos encontramos ante un tío, que terminó la ingeniería informática superior (una inversión de 5 años de su vida y mucho dinero), que lleva 10 años trabajando en distintas empresas y siendo bueno en muchas áreas de la informática, al que le ofrecen un sueldo de mierda, por un puesto en el que no tiene ninguna garantía de permanecer ni un año. Obviamente la oferta no conseguirá obtener lo que busca.

No soy especialista en recursos humanos, pero, en esa clase de ofertas, en las que se pide mucha experiencia, un sueldo tan ridículo sólo hace que sea descartada o que acuda gente que dice tener todo lo que se pide.

Después están las ofertas modestas, en las que se pide un conocimiento más asequible y una experiencia de entre 3 y 5 años, pero el sueldo baja hasta los 1.000€ si llega (donde más de la mitad del sueldo se te iría en alquiler y transporte) y además sabes que vas a ser explotado laboralmente (horas extras no remuneradas, estrés por proyectos pactados en fechas imposibles y un largo etcétera). Y la gente acepta este tipo de ofertas porque, obviamente, menos da una piedra.

Pero lo divertido son las conversaciones al teléfono con el personal de recursos humanos, que teniendo poca idea del significado de los requisitos del puesto, actúa de filtro principal para el jefe de informática que ha pedido gente con un perfil determinado. De esta forma se pueden dar casos en los que se pierde la posibilidad de contratar al mejor informático del mundo, que se adapta en poco tiempo a lo que le pongas delante, porque no tenía un certificado de conocimiento o no tenía el mínimo número de años de experiencia específica de algo. Es difícil cuantificar el conocimiento y la habilidad de una persona por esos medios.

Al empleado, pieza fundamental en la mecánica de cualquier empresa, no se le valora como tal, se le acusa de no trabajar lo suficiente en horarios poco eficientes, de no implicarse lo suficiente en los proyectos de la empresa de la que no tiene participación económica más allá de su sueldo mensual, que a veces cobra con retraso, y encima le toca agachar la cabeza para no perder lo poco que tiene, para tirar de su vida como puede. Así va el mundo, con dolor de huevos todo el día.

Escrito en: Reflexiones | Etiquetas: Etiquetas: , , , , ,
0 Trackbacks | 7 Comentarios »

7 Respuestas

  1. YoMisma dice:

    Las ofertas son de risa, no me digas nada. Se lo atribuyo a que a la hora de rellenar los formularios online no te dan las opciones adecuadas, eso pensando que la gente es buena y no quiere explotar a humanos que han tardado una vida en tener el curriculum que solicitan.

    Para mi primer empleo lo eché en todo lo que se movía, hasta tres años de experiencia, contando que el tiempo que invertí en la carrera era experiencia también, me cogieron como junior y me explotaron más allá de lo que la palabra en sí denota, me utilizaron de cabeza de turco cuando todo fallo y me traumatizó.

    Pero una vez llegado a lo más hondo, solo puede ir a mejor, y al final, tienes un curro que te gusta que aprendes y si tienes suerte acabas dando con un jefe que te planifica bien, en el sueldo no entro que lloro.

    Saludines y ánimo,
    YoMisma.

    P.D.: De todas maneras el curro perfecto no es el primero, tienes que tener con que comparar para saber que lo es, como en todo 😉

  2. Jake dice:

    Yo, si tuviese que buscar un informático, lo elegiría de la siguiente manera:

    Le daría el puesto de trabajo a aquel que crackease mi cuenta de correo, entrase en la página de empleos y se auto-diese el puesto de trabajo. ¡Así sabría que es un buen informático!

  3. Inagotable dice:

    @YoMisma : qué cabrones los de tu primer curro :S . A veces pienso que donde estoy, estoy relativamente bien en comparación con lo que veo y me cuentan, pero aun así me resisto a pensar que se nos tenga como unos pica-teclas más.

    @Jake : apuesto a que si hiciese eso, lo primero que harías es denunciarlo o entregárselo a un tal Agente Smith xD

  4. Lazaro dice:

    Tengo un amigo en circunstancias similares, solo que aún no ha terminado la carrera de ingenieria informática, y el chico amarga a cualquiera con sus pesimistas perspectivas de futuro trabajo en España xD

    Ha jurado por las barbas de Gimli (Palabras textuales) que se va a Canadá cuando termine… No sé porque a Canadá, supongo que se habrá informado de como está la cosa por allí xD

  5. Inagotable dice:

    @Lazaro : muchos son los que dicen que se van fuera de España, a Irlanda, Suecia, Dinamarca, etc. pero luego, por cuestiones de idioma, clima o comodidad se acaban arreglando con lo que hay en España. Si al menos tuviésemos sindicatos de verdad…

  6. DarkNekros dice:

    Pues yo soy la exception que confirma la regla xDD

  7. Inagotable dice:

    @DarkNekros : ya verás cuando te pidan que vuelques el camión del proveedor, que allí en Francia parece que es habitual 😛

Dejar un comentario

A tener en cuenta: Los comentarios son moderados. Esto puede retrasar la aparación de tu comentario. No hay necesidad de que lo envíes de nuevo.