Equilibrio

martes, el 17. noviembre 2009, 11:42 por Inagotable

Si tienes la inquietud necesaria y una mentalidad crítica, llega un día en el que cuestionas tus acciones y hasta a ti mismo en busca de equilibrio. Puedes ahondar en lo más profundo de tus sentimientos y hechos, sobretodo aquellos que no te parecen propios de ti, en busca de razones y con la nada trivial pregunta en mente de ¿por qué?.

Puede parecer pensar en exceso, que la vida hay que tomársela más a la ligera y no preocuparse de cada matiz que ésta pueda tomar, sin embargo la curiosidad te puede empujar a querer averiguar el punto de partida de cada uno de los rasgos que definen tu persona, después de todo vas a tener que tratar con ella toda tu vida.

Rebuscas en tus recuerdos y atas cabos con tu presente, porque aquello que te dijeron o aquello que te pasó, dependiendo de cómo lo asimilaste, ha acabado, muy probablemente, afectando tus acciones de hoy en día. Aunque pueda parecer una sandez, llevas toda una vida forjando tu personalidad a base de recibir estímulos externos, pero más que sólo recibirlos, el hecho de cómo los has digerido puede que sea lo más importante.

Esa forma peculiar que cada persona tiene de nutrirse de sus experiencias quizás sea la parte más significativa para encontrar equilibrio. De esa forma puedes llegar a ser consciente del significado de tus límites, de tus miedos e inseguridades, porque aunque puedas identificarlos, poco puedes hacer si no sabes de dónde provienen y cómo manejarlos.

Puedes leer libros de psicología de gente que lleva estudiando el comportamiento humano desde un punto de vista más científico que intuitivo desde decenas de años, verte reflejado en muchos párrafos en los que se explica el dichoso ¿por qué? y entonces darte cuenta de que existen sentimientos o pensamientos que, como si te hubiesen dado un linterna, encuentras refugiados en los recovecos de tu personalidad, causantes de muchos e incordiantes problemas que parecían ir por su propia cuenta.

Al menos en mi caso, el saber cómo funcionan las cosas, me deja mucho más tranquilo, sacia mi curiosidad y posiblemente me capacite para mejorar y ver la vida con un poco más de perspectiva.

Escrito en: Reflexiones | Etiquetas: Etiquetas: , , , , ,
0 Trackbacks | 5 Comentarios »

5 Respuestas

  1. Jake dice:

    Una vez me eché sobre la cama y pregunté en voz alta al infinitio: «¿Por qué?»

    Y una voz me respondió: «Por qué, ¿qué?»

  2. YoMisma dice:

    Mi respuesta a ¿Por qué? es ¿Por qué no?

    Pero vamos, saber como funcionan las cosas, leer libros de estudios de por qué si o por qué no… creo que a lo que realmente ayudan es a saber que no somos los únicos y que nuestros problemas son de más gente.

    Saludos,
    YoMisma

  3. Inagotable dice:

    @Jake : es lo malo de los techos finos, que se escucha todo.

    @YoMisma : bueno, pero una pregunta no responde a otra, simplemente te hace obviar la respuesta.

  4. si, bwana dice:

    En diversos tests pasados me calificaron de «persona muy equilibrda», pero hace cinco años sufro de vértigo. La vida te da sorpresas.

  5. Inagotable dice:

    @si, bwana : en efecto, algunas mejores que otras.

Dejar un comentario

A tener en cuenta: Los comentarios son moderados. Esto puede retrasar la aparación de tu comentario. No hay necesidad de que lo envíes de nuevo.