Relato sin nombre – Parte 4

martes, el 20. noviembre 2007, 00:12 por Inagotable

Relato sin nombre – Parte 1
Relato sin nombre – Parte 2
Relato sin nombre – Parte 3

Se despertó con la última imagen de su sueño grabada en el pensamiento. El rostro de aquella chica rubia que lo miraba de frente, con una leve sonrisa en sus labios como si estuviese allí mismo, acostada junto a él de nuevo, esperado a que despertase. Por un momento quiso volver a rodearla con sus brazos pero no pudo, se encontró solo al abrir los ojos.

– Pero quién es… – pensó intentando recomponer aquel rostro – jodidos sueños.

En esta ocasión el sueño no fue tan real como los últimos dos, así que su desconcierto a penas duró unos minutos, aunque, de forma inconsciente, su mente intentaba averiguar de dónde había salido aquel semblante que no encajaba en ninguna parte. Mientras, él le cogía un mayor temor a quedarse dormido o, más bien, el hecho de soñar que hasta ahora sólo le había acarreado con sentimientos irreales, salvo uno, un sentimiento de ira que iba creciendo cada día más, engulliéndolo.

Se colocó los auriculares, dejó que sonará la música con fuerza y siguió la letra de las canciones con su voz.

– Espero que esto mejore, porque estoy realmente jodido – dijo recordando los momentos en los que la situación fue peor, aunque ligeramente diferente.

Escrito en: Relatos | Etiquetas: 
0 Trackbacks | 6 Comentarios »

6 Respuestas

  1. Marina dice:

    pero este no sigue???

  2. Marina dice:

    jajajajajajajaj asafsdf ajajajjajaj
    a ver…. fuera coñas…
    que quiero la continuación de esto!!! no se puede quedar asín….
    y NO! no soy spam! xD

  3. Inagotable dice:

    @Marina (spam xD) : la tiene, tiene continuación, creo recordar tener un borrador del siguiente capítulo.

  4. Marina dice:

    borrador? pero está aquí?
    súbelo! súbelo!

  5. Inagotable dice:

    Buah, aquí vas a entrener la paciencia jijiji

Dejar un comentario

A tener en cuenta: Los comentarios son moderados. Esto puede retrasar la aparación de tu comentario. No hay necesidad de que lo envíes de nuevo.