Queridos fabricantes

viernes, el 24. julio 2009, 10:37 por Inagotable

El otro día me trajeron un portátil de marca Acer con una contraseña en la BIOS cuyo dueño desconocía (es lo que pasa cuando le dejas el portátil a los niños). Solucionarlo era fácil: se saca la batería, se desmonta lo que haga falta para encontrar la pila conectada a la placa y se quita durante algunos minutos; eso devuelve el portátil a la configuración por defecto, sin contraseña alguna en la BIOS.

Ha habido veces que la pila estaba escondida de forma tan rebuscada que se necesitaba desmontar el portátil entero y es un peligro, porque los tornillos (que no son pocos) tienden a desaparecer o incluso a sobrar.

De todas formas, es de todos bien sabido que los fabricantes velan por los intereses de sus futuros compradores de manera exhaustiva (véase abrefácil o los electrodomésticos). Por eso los de Acer, en un alarde de majestuosa capacidad de compresión de las intenciones del futuro cliente, dejaron la pila visible con tan sólo quitar una tapa (que costó lo suyo por su forma de «L»), pero esta pila estaba soldada a la placa, sin manera de poderla quitar que no fuese con un soldador.

No sé en qué puede ayudar que esté soldada. En los portátiles de verdad viene con su cable fácil de quitar o un sistema que con un poco de presión sale. Así que me tocó sacar el soldador e intentar no tocar la circuitería cercana para desoldar uno de los puntos de conexión.


DSC00047

DSC00045 DSC00046
(la pila es la cosa con borde azul)

El portátil sobrevivió a la resoldadura y la contraseña desapareció.

PD: se me ha caído ya el punto de la muela de abajo 😀 y no me lo he comido xD

Escrito en: Informática | Etiquetas: Etiquetas: , , , , , , ,
0 Trackbacks | 10 Comentarios »