Caretas

viernes, el 3. junio 2022, 10:55 por Inagotable

A diario ocupas tu pensamiento con multitud de información que te llega y que generas por ti mismo. Existe información irrelevante que no tiene mayor ocupación que el mero espacio temporal que ocupa, es decir, el segundo que tarda desde que entra por un oído y sale por el otro. Pero en el otro extremo tenemos aquel pensamiento recurrente que prevalece y que, curiosamente, le gusta cobrar protagonismo cuando estás a otras cosas.

Aquí es donde llegamos al juego de las caretas, donde una persona interactúa contigo y esconde algo. El qué no lo sabes pero sí que reconoces una expresión facial diferente a la habitual, un algo que no te dice pero que está ahí. Quizás no va contigo o quizás sí, pero te activa la neura de qué habrás hecho o dicho o no-dicho. Peor todavía, qué información le habrá llegado a esa persona sobre ti y que desconoces.

Podrías seguir con tu vida ignorando estos hechos pero no es así cómo funcionan las neuras.

Escrito en: Reflexiones | Etiquetas: Etiquetas: ,
0 Trackbacks | Sin Comentarios »

Tres años

sábado, el 19. marzo 2022, 19:26 por Inagotable

Sin aliento y con el pulso tembloroso, sin saber si es el efecto de la adrenalina o el esfuerzo de haber bajado tres plantas en tres segundos. Pero qué más da ahora, el tipo está en el suelo, rogando con la mirada porque no le salen las palabras de la boca. Sabe lo que ha hecho, sabe a quién se lo ha hecho y sabe las consecuencias de haberlo hecho, es prácticamente un fantasma que, por unos segundos, aún puede percibir nuestro mundo.

Estrello mi puño sobre su pómulo sin que sea capaz de reaccionar a tiempo para cubrirse la cabeza y ésta rebota sobre el suelo con un ruido seco. Antes de que pueda si quiera coger aliento lanzo otro puñetazo que le hunde el pecho. Percibo el quebrar del esternón y la sangre, junto a lo que parecen algunos dientes, irrumpe en la escena. Mientras su cuerpo yace en el suelo indeciso, sin saber si morir bajo la asfixia de su propia sangre o por el fallo cardíaco de un corazón literalmente roto, yo ajusto el rendimiento del sistema hidráulico de mis implantes, no quiero ser tan drástico con el siguiente.

«Me ha tomado tres años pero, uno por uno, todos cobrarán su jodida deuda y yo podré volver a dormir tranquilo.»

 

Escrito en: Inclasificable | Etiquetas: Etiquetas: , , ,
0 Trackbacks | Sin Comentarios »