El último puntal

Viernes, el 30. Agosto 2013, 11:43 por Inagotable

Siempre quisiste sentirte diferente, diferenciarte de los demás pero sin llamar la atención, algo que en el fondo te encanta. Te encanta ser el centro de todo lo que ocurre a tu alrededor, que te miren y poderte quejar en voz alta de que lo hagan. Eres lo que dices no querer ser, una persona hipócrita en lo más profundo de tu médula que se hace la víctima, como si fueses presa de los acontecimientos o la malinterpretación de tus actos.

No me extraña que quieras alejarte, distanciarte de todo aquello que has causado, incluso de mi, fruto de tu persona muy a tu pesar. Podrías negarlo pero estoy seguro de que muy en el fondo lo sabes, justo en ese rinconcito de tu alma en el que escondes todo aquello en lo que no quieres pensar porque, si lo hicieras, no podrías mirarte en el espejo sin sentir náuseas.

Sé lo que dirías a todo esto, que no tengo ni idea de lo que te pasa, que el que tiene el problema soy yo y, si he de ser sincero, es lo único que sería verdad. Te dejé acercarte, te permití inundar mis oídos con tus palabras, aquellas que a veces eran dulces y otras muchas veces llenas de frustración y expresadas con agresividad, y consentí que te metieras en mi cabeza, mi gran error.

Ahora, alejada de todo aquello que provocaste, inicias una nueva vivencia bajo los mismos pilares de siempre y que acabará de la misma forma, derrumbándose a tu espalda, justo después de apartarte sosteniendo en tu mano el último puntal.

Comparte...Tweet about this on TwitterShare on Google+

Escrito en: Relatos | Etiquetas: 
0 Trackbacks | 2 Comentarios »

2 Respuestas

  1. Anónimo dice:

    o_O esto… esto… quiero indagar sobre esto… o_O

Dejar un comentario

A tener en cuenta: Los comentarios son moderados. Esto puede retrasar la aparación de tu comentario. No hay necesidad de que lo envíes de nuevo.